Buscar

MiBlogDeGatos

Categoría

tips

Tip: ¿Quieres dar a tu gato chuches saludables?

Hay que reconocer que las chuches son treméndamente útiles cuando queremos convencer a nuestro gato rebelde para que se deje cepillar, o si queremos que pase un rato buscando por la casa pequeños premios escondidos. Y aunque no les solemos dar una gran cantidad, no hay que perder de vista que no suelen ser el mejor alimento del mundo.

Os voy a proponer dos alternativas a las chuches habituales, por si queréis darles algo de mejor calidad:

La alternativa más rápida y sencilla es dar bolitas de un pienso diferente, a ser posible sin cereales. Los sobrecitos de muestras suelen ser ideales para esto por su pequeño tamaño. Aunque sea también pienso, al tener un sabor distinto del habitual a la mayoría de gatos les atraerá, y su composición suele ser notablemente mejor que la de las chucherías habituales. No es necesario hacer transiciones porque no le estamos cambiando el pienso sino dando apenas unas bolitas y no de forma regular.

La alternativa más casera pero que requiere un poco de esfuerzo es la de cocinar nuestras propias chuches. Hay muchas recetas por internet. Yo os voy a dejar una de una gran cocinera amiga y con la que podréis aprovechar la calabaza que os haya sobrado de estos días de fiesta.

Ingredientes:

50 gr de pescado (atún fresco, merluza, salmón)
50 gr gambas
Una rodaja de calabaza (unos 150 gr)
1 huevo
1 cucharada de aceite oliva
1 taza de harina integral (aprox)
Opcional, un cucharadita de hierba gatera o de canela
Si vas a usar atún es mucho mejor que utilices atún fresco, que tiene menos sodio y mercurio que el de lata.

Preparación:

1 – Cuece la calabaza. Cuando esté cocida apártala para que pierda un poco de calor. Cuando haya templado, machácala con un tenedor hasta convertirla en puré.
2 – Escurre el pescado y desmenúzalo. Es muy importante que no tenga espinas ni piel.
3 – Cuece las gambas, pélalas y pártelas en trocitos de medio centímetro.
4 – Mezcla el pescado, el puré de calabaza, las gambas, el huevo y el aceite.
5 – Añade la harina poco a poco, y también la hierba gatera o la canela si vas a incorporarlas. Según lo líquido que quedase el puré o el agua que quedase en el pescado, ahora necesitarás más o menos harina. Debe quedar una masa que puedas manejar fácilmente, no pegajosa. Tampoco una masa dura. Si has hecho masa de pizza alguna vez, es la misma textura.
6 – Precalienta el horno a 180º.
7 – Mientras, extiende la masa con un rodillo y corta tiras finas con un cuchillo o un cortapizzas, o haz cuadraditos pequeños o pequeñas bolitas, según lo que le guste a tu gato.
8 – Pon las tiras en una bandeja de horno forrado en papel vegetal y hornea a media altura unos 15 minutos (varía según la textura que quieras conseguir y el tamaño que hayáis dado a las galletas)

dasas

Si no tenéis calabaza podéis poner como alternativa 50 gr más de atún, como he hecho en las galletas de estas imágenes.

Podéis congelar las galletas para que siempre tengáis chuches a mano. Y recordad, no es una receta para una comida habitual, sino para chuches.

Te ayudo?

Has acogido a un gatete y no sabes cómo educarle?

O vas a adoptar pero no sabes cómo presentárselo a tu peludo?

O te está arañando los muebles y no sabes por qué?

Cuéntame, te ayudo! Escríbeme a miblogdegatos@gmail.com

Que las dudas no te impidan adoptar!

Tip: La cuarentena salva vidas

La cuarentena es un plazo de tiempo en el que el animal que llega a casa debe estar aislado de otros animales. El motivo es muy sencillo: por la seguridad de todos ellos.

Cuando se recoge un animal de la calle aparentemente puede verse sano pero hay que tener en cuenta que algunas enfermedades tienen un periodo de incubación o no muestran síntomas evidentes hasta estar avanzada. Este aislamiento permite recoger al animal y ponerle a salvo sin que pueda transmitir ninguna enfermedad durante el plazo en el que las pruebas pueden dar resultados erróneos (falsos positivos o falsos negativos).

Es cierto que en la mayoría de ocasiones el gato recogido de la calle está sano y no causa ningún contagio, pero simplemente plantéate esta cuestión: ¿quieres arriesgarte a que sí pueda contagiar a tus animales? Quieres jugar a la lotería con su salud? Los quieres?

Aunque la propia palabra dice que la cuarentena son 40 días, hay veterinarios que aprueban un periodo MÍNIMO de 3 semanas. Tras este plazo los tests de leucemia e inmunodeficiencia son ya fiables, y podremos haber visto en este tiempo si muestra síntomas de parásitos o alguna otra enfermedad (ojos llorosos, fiebre, no juega, no come, tos, estornudos, diarrea…). Cuanto más tiempo estén separados, más seguridad tendremos de que estamos metiendo a un animal sano en casa.

Tener a nuestros animales vacunados no evita la cuarentena. La vacuna no protege al 100% y el aislamiento también permite detectar otras enfermedades contagiosas como sarna o hongos.

La cuarentena no consiste sólo mantenerle en una habitación aislado sino tomar algunas precauciones extra:
– Lavado de manos al entrar y al salir de la habitación
– Utilizar alguna bata o camisola larga que dejar dentro de la habitación que evite que pueda transferirse nada en la ropa
– Tener al animal en una habitación que se vaya a poder desinfectar fácilmente (si en la habitación ha estado un gato enfermo necesitará una desinfección completa antes de que pueda entrar otro animal)
– No transferir juguetes, comederos, bebederos, transportines entre el animal aislado y el resto de animales de la casa (también habrá que desinfectarlos)
– Visita al veterinario lo antes posible y posibilidad de adelantar desparasitaciones al resto de animales

En el caso de camadas recogidas de la calle no es sólo imprescindible realizar esta cuarentena por lo que ellos puedan tener sino porque su sistema inmunológico todavía no está desarrollado y el contacto con otros animales, aunque estén sanos, podría resultarles letal. Y lo mismo para gatas embarazadas, que pueden transmitir las enfermedades a los gatos que aún no han nacido (como le sucedió a Vera)

Y algo que no debemos olvidar en una cuarentena y que también es imprescindible es pasar tiempo con el animal. Estará solo y aburrido y quizá nervioso por no poder salir y explorar. Es el mejor momento para estar con él, que nos conozca, que se vea querido y cuidado.

Una vez pasado este periodo, si el gato esta bien, testado y vacunado, puede ser presentado al resto de animales de la casa.

La mayoría de protectoras realizan estas cuarentenas. Si adoptas un animal en una de ellas puedes preguntar cuándo se ha recogido, si se ha mantenido aislado del resto de animales o incluso pedir fotos de la habitación en la que ha estado aislado o del test negativo. Una protectora que quiere y cuida a sus animales no se arriesgará a que puedan enfermar y entenderá perfectamente que también quieras asegurarte.

Cuando la cuarentena no se realiza correctamente y la enfermedad llega a tu casa todos tus animales, antes o después, tendrán que enfrentarse a ella. Si quieres a tus animales, no te arriesgues a que pierdan la batalla.

Tip: Minimizar la alergia al gato

Hay tres acciones importantes si queremos disminuir los síntomas de la alergia a los gatos sin tomar medicación:

  • mantener limpia la casa
  • utilizar materiales antialérgicos en el dormitorio
  • hablar con el veterinario para que pueda aconsejarnos sobre productos que disminuya la carga alergénica del gato

Se manifiesta de diferentes formas: desde picores y estornudos a reacciones graves en la piel o asma. Estos síntomas se producen cuando el sistema inmunitario libera histamina, pensando que tiene que protegerse de un ataque de virus o de bacterias por error. El problema es que no ha sabido identificar ciertas proteínas (antígenos) como inofensivas.

Las reacciones alérgicas ocurren cuando el sistema inmune exagera el peligro que percibe.

Todas las razas producen estas proteínas, cada persona puede tener una tolerancia distinta a unas o a otras. En los gatos esta proteína suele estar en la saliva y la piel, y aunque no se encuentra en el pelo puede llegar allí al lavarse (por tanto los gatos sin pelo como los Esfinge también pueden dar alergia). La alergia y los síntomas pueden manifestarse ante el contacto con el gato o cualquier zona en la que haya estado, ya que habrá dejado pelos o células de su piel con esta proteína. Hay materiales que retienen los alérgenos más que otros por su composición o la dificultad para limpiarlos, por ejemplo las alfombras de pelo largo.

En resumen, cuanto más limpia esté la casa, menos necesitará el gato lavarse y menos alérgenos se acumularán en el ambiente.

Para ampliar esta información, este artículo de Icatcare o este consejo veterinario. La imagen está tomada de este segundo artículo.

Tip: Cómo evitar que una embarazada se contagie de toxoplasmosis

A pesar de todos los avances médicos, estudios e información sigue existiendo una leyenda negra sobre los supuestos peligros de tener gatos mientras una mujer está embarazada por el miedo a que ella contraiga toxoplasmosis. La posibilidad de que esto suceda es mínima porque para ello deben darse estos cuatros hechos SIMULTÁNEAMENTE:

Que la mujer no haya tenido antes toxoplasmosis, ya que la enfermedad en personas sanas cursa sin síntomas y no puede volver a contraerse. Casi la mitad de los seres humanos han tenido toxoplasmosis en su vida aunque no lo sepan. Teniendo en cuenta que puede contraerse por comer carne poco cocinada o verduras mal lavadas no parece complicado coger la enfermedad por medios a los que normalmente no damos mucha importancia.

Que el gato contraiga por primera vez toxoplasmosis durante el embarazo de su dueña, ya que si la adquirió antes ya no eliminará el parásito en la heces. La reinfección se da en muy pocas veces, solo si el gato tiene su sistema inmunológico muy dañado. El gato contrae la enfermedad con la comida, al comer carne cruda o un animal que cazaron. Alimentándole con pienso no puede coger la enfermedad.

Que las heces del gato permanezcan más de 24-48 horas en la caja de arena. Con menos tiempo las heces no serían contaminantes. Solo es necesario mantener una higiene adecuada de su caja de arena.

– Y por último, que la embarazada lleve hasta su boca las heces. No se contagia por el aire ni por a objetos alrededor. Las heces deben llegar a la boca de la mujer embarazada.

 

Así que en resumen, cómo evitar que una embarazada se contagie de toxoplasmosis de un gato: no permitas que el gato coma carne cruda en esos meses y limpia el arenero con guantes si estás embarazada o que lo haga otra persona. No es nada complicado!!

 

Puedes ver más información en esta revista veterinaria

Tip: El chip puede salvar la vida de tu gato

A pesar de que desde hace años es obligatoria la identificación de los gatos por chip en la mayor parte de comunidades autónomas, aún hoy pocos se identifican. Nuestro gato es posible que sea casero, pero seguro que todos hemos pasado por un instante en el que al entrar en casa se escapa a las escaleras o sale al jardín y salta la valla. En caso de encontrar al gato el Seprona, los veterinarios y las protectoras podrán acceder a nuestros datos y tienen la obligación de avisarnos de que ha sido encontrado, por lo que podremos recuperarlo y llevarlo de vuelta a casa. Pero si el gato lo encuentra una persona que quiere darle un hogar definitivo y el gato no está identificado podrá hacerlo. Es decir, que aunque lo encontremos no tendría la obligación de devolvérnoslo. Aún puede ocurrir un caso peor. Si el gato va a un centro de recogida y no tiene datos de identificación pueden sacrificarlo. Deben cumplir un plazo pero en función de lo llenos que estén (ahora mismo, desbordados) y cómo llegue el gato (probablemente muy nervioso, bastante asustado e incluso en malas condiciones físicas) pueden decidir que este plazo sea apenas de unas horas. Y todo esto se podría solucionar por unos 30 euros, que es lo que viene a costar la implantación. Si aún no le habíais puesto el chip es para planteárselo de nuevo, ¿no os parece?

Todo esto lo explicó muy bien La gatoteca hace ya tiempo: Le identifico porque le quiero

Tip: ¿Tu gato siempre caza a su presa?

A pesar de ser formidables cazadores y tener grandes habilidades para la persecución, un gato salvaje sólo tiene éxito en 1-2 de cada 10 intentos. Si intentas jugar con él simulando una situación de caza (con un plumero que haga de pájaro o un cordel que imite a una serpiente por ejemplo) es mejor que el gato no siempre consiga su presa, ya que el exceso de éxito puede aburrirle. Pero si no la caza nunca puede frustrarle y dejará de jugar…

Tip: Cuidado al arrancar el coche!!

Cuando comienza a hacer frío o llueve los gatos callejeros buscan sitios cálidos donde resguardarse. Los más habituales son los motores y ruedas de los coches, especialmente para las crías. Si el motor se arranca, el gato puede asfixiarse, morir por el calor producido o caerse y morir atropellado. Para evitarlo es importante golpear o levantar el capó, golpear los bajos o tocar el claxon para que el gato salga. Puede asustarse y quedarse quieto, así que es aconsejable esperar unos minutos antes de arrancar y escuchar por si oímos movimiento. Estos consejos pueden salvar vidas.

Más info en Mascothouse

Imágenes sacadas de Google images

Tip: Esterilización temprana para evitar tumores

La esterilización no sólo se realiza para evitar la llegada de bebés que puedan encontrarse sin un hogar, sino por una cuestión de salud. Si la esterilización se produce antes del primer celo se evita la aparición de tumores en un 99%. Si se realiza tras el primer celo, se evita en un 95%. Este porcentaje disminuye tras cada celo. Recuerda que la incisión suele tener una longitud de apenas un par de centímetros  y la recuperación total se produce en unos pocos días.

Fuente: aquí

Imagen de Dimaberkut

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑