Aunque los gatos tienen fama de ser muy desapegados los que vivimos con ellos sabemos que son treméndamente cariñosos, de muchas maneras posibles. Pero para algunos este cariño puede desembocar en un problema de ansiedad cuando pasan un tiempo separados de la persona con la que viven. En ocasiones la ansiedad puede llegar tras unos días de separación y en ocasiones, tan solo unas horas después.

Un transtorno de ansiedad debe analizarse en profundidad y conocer causas y detonantes para poder tratarlo y prevenir que desarrolle conductas que pueden llegar a ser peligrosas, como la pica. Un etólogo puede ayudar. Pero si vais a salir de viaje y necesitáis algún truco de última hora para minimizar el estrés, ¡apuntad estos!

– Para que el gato esté activo podemos preparar un juego de búsqueda del tesoro. Simplemente debemos esconder por toda la casa montoncitos de pienso, también galletitas que le gusten y sean olorosas. La idea es que el gato tenga que investigar y moverse, no deben ser (todos) fácilmente accesibles.

También puede ser interesante semiesconder pequeños ratoncillos de juguete, o ponerlos en sitios altos para que haga ejercicio.
– Es bueno que en los días en los que se queda solo tenga algunos juguetes nuevos con los que entretenerse, como pelotitas o gomas gordas que pueda mover de un sitio a otro (importante que tenga un tamaño suficientemente grande como para que no pueda tragarlas).

Para estimular el uso se puede utilizar un poco de hierba gatera en los juguetes.

Los juegos de inteligencia que se rellenan con premios y comida también les mantendrá ocupados un rato. Los podéis comprar en tiendas o hacerlos vosotros mismos, por ejemplo cortando agujeritos en botellas de plástico de modo que tenga que moverlas para que los granitos de pienso o chuches salgan de la botella.
– Dejar en la zona en la que descansa una camiseta nuestra puede hacerle sentir seguro. La camiseta tendrá nuestro olor y aunque seguirá echándonos de menos le ayudará a sentirse más tranquilo mientras no estamos.

 

En cualquier caso recordad que mientras no estamos lo ideal sería que una persona pudiera visitar al gato y hacerle compañía. Además asegurar que tiene varios puntos de agua fresca y limpia por toda la casa y arena limpia durante el tiempo que no estemos (quizá poniendo un arenero adicional o un barreño con su arena si no tenemos). Además el enriquecimiento ambiental es básico para los casos de gatos con ansiedad. El gato necesita entretenimiento y actividad.