Veréis que cualquier blog o foro serio os anima a visitar a un especialista ante cualquier duda de salud. Yo también lo hago. Pero por favor, tened en cuenta el tipo de especialista y los conocimientos que tienen. No todos están formados en todas las áreas ni tienen unos conocimientos sólidos. De la misma manera que nuestro nutricionista no sabría operarnos un brazo roto, el psicólogo seguramente no sepa analizar una muestra de sangre. Vuestro veterinario podrá informaros de si hay una enfermedad y es la primera persona a la que acudir si detectáis un problema con vuestro gato. Pero, ¿y si no hay ninguna enfermedad detrás?

Si no hay indicios de una enfermedad quizá tengáis que hablar con un segundo especialista.

Un ejemplo. Los problemas de comportamiento son el campo de especialización de un etólogo. La etología es una única asignatura dentro de la carrera de veterinaria, en la que los estudiantes tienen que comprender los comportamientos de todos los animales. Pensad en la forma de comportarse de un perro, de un gato o de un pez. ¿Todos siguen los mismos patrones de comportamiento? Que ocurre si le tiráis una pelota a los tres? O si pegáis un grito ante ellos? Un veterinario no puede en una asignatura llegar a comprender al detalle el comportamiento de cada especie. Un etólogo se forma posteriormente y se sigue formando continuamente. Pero también su formación tiene que estar basada en conocimientos sólidos, ¿lo está?

En cuanto a la nutrición ocurre algo similar. Según la universidad que miréis la nutrición se trata en 1, 2 o 3 asignaturas a lo largo de la carrera. Y según la universidad que miréis, el plan de estudios de la asignatura se basa en comprender los componentes de cara a la cría y producción de animales, o para en un futuro trabajar como consultor en una empresa de nutrición o analizando la nutrición en relación a la salud del animal. Obvio que la forma de estudiarlo no es igual según el enfoque…

Pero al igual que en el tema del comportamiento, ¿un perro y un gato necesitan los mismos nutrientes? Y un pez? Y una gallina? Se tocan en la misma asignatura las necesidades de todos los animales. ¿Da tiempo a estudiarlo de forma exhaustiva? Desde luego a tener unas bases sí, pero lo que os confirmo que no se hace es analizar las marcas de pienso disponibles en el mercado para recomendaros la más adecuada. ¿Y a vosotros si preguntáis qué os dicen? Os hablan de una marca o del porcentaje de proteínas que debe comer vuestro animal? Interesante pensar por qué os recomiendan una marca específica si no se conocen alternativas… A ver si el marketing y la publicidad van a tener que ver en eso…

person-male-female-fur-kitten-cat-916168-pxhere.com

Y otro punto importante, ¿vuestro veterinario cuándo terminó la carrera? Hace 3 años o 30? Si terminó la carrera hace 30 años seguro que realiza las esterilizaciones casi con los ojos cerrados porque ha hecho miles pero seguro que los conocimientos en nutrición de entonces no son los mismos de ahora. Ni los de comportamiento. Ni los de cirugía si entramos en eso. ¿Qué ha pasado después de terminar la carrera?

Quizá vuestro veterinario ha tenido el tiempo y la motivación para seguir formándose a lo largo de los años, seguir leyendo estudios, analizando productos y pensando cómo mejorar en su trabajo. Sería lo ideal. Quizá ha tenido las ganas pero no el tiempo o al revés. Que no os dé miedo preguntar. Tenéis que estar seguros de quién trata a vuestros animales. Se puede ser perfectamente un veterinario especializado en nutrición y comportamiento. Pero no todos lo son.

Si pensáis si exagero preguntad a vuestra protectora más cercana a ver si ha conocido veterinarios que querían sacrificar un animal agresivo que resultó simplemente estar asustado o dolorido (en los mal llamados refugios, más bien perreras, pasa continuamente) o los que ante un problema de estrés solo dicen que es muy complicado solucionarlo pero no pueden aportar soluciones…

Y cuidado también con los autonombrados especialistas. Cuidado con los que os dicen que la homeopatía puede curarlo todo. Incluso cualquiera que ante un dolor o cambio importante en la conducta del animal primero te anime a probar con homeopatía y no te anime a ir al veterinario a confirmar que todo esté bien físicamente. También los que dicen que todo problema físico es simplemente un desequilibrio del espíritu del animal.

Preguntad, cuestionad todo y analizad lo que están diciendo y quién lo está haciendo, que al final la decisión de lo que se hace es vuestra…