La esterilización no sólo se realiza para evitar la llegada de bebés que puedan encontrarse sin un hogar, sino por una cuestión de salud. Si la esterilización se produce antes del primer celo se evita la aparición de tumores en un 99%. Si se realiza tras el primer celo, se evita en un 95%. Este porcentaje disminuye tras cada celo. Recuerda que la incisión suele tener una longitud de apenas un par de centímetros  y la recuperación total se produce en unos pocos días.

Fuente: aquí

Imagen de Dimaberkut