Existen en Japón una docena de islas con más gatos que habitantes. La más popular es Fukoka, antiguo pueblo de pescadores. Fueron llevados allí para acabar con una plaga de ratones que mordisqueaban los peces capturados por los habitantes. Y se quedaron. En la actualidad apenas viven una veintena de personas, mayormente pensionistas, y unos 150 gatos. El turismo es la principal fuente de ingresos.

Puedes ver algunas fotos maravillosas tomadas en esta y otras islas por Fubirai aquí.