Hace poco en mi círculo felino surgió la duda de si las gatas mayores pueden tener menopausia o no. Es importante saber cómo funciona la vida reproductiva de nuestra gata para tomar las decisiones más adecuadas.

En condiciones normales, es “poliéstrica estacional”, es decir:

  • poli – varios
  • éstrica – ciclos reproductivos (o ciclos estrales)
  • estacional – en una determinada época del año

Una gata por lo general pasa varios ciclos al año, normalmente de febrero a septiembre. Está afectado por las horas de luz y de calor que tienen los días. Ocurre cuando hay mayor número de horas cálidas, en torno a 12 horas. Y además, puede tener varios celos separados por tan solo unos días (incluso 1 o 2 semanas).

Una gata alcanza la madurez sexual entre los 3 y 5 kilos aproximadamente. Respecto a la edad, generalmente lo hacen a partir de los 5 meses, aunque como ocurre con las mujeres, puede adelantarse o retrasarse incluso más de un año. En el caso de las gatas que viven en un piso, al estar en ambientes más cálidos e iluminados, es habitual que se les adelante.

Ahora bien, en este post pretendía centrarme en lo que pasa al final de este ciclo. Y en gatas lo que pasa es que no hay final. A medida que la gata envejece sus ciclos se vuelven más suaves y distantes, y en torno a los 12 años su fertilidad disminuye. Pero eso no quiere decir que no pueda quedar embarazada.

Aunque no es algo exacto, se suele decir que una gata de 12 años equivale a una edad humana de 55 o 60 años. En ocasiones saltan a las noticias mujeres que dan a luz un niño a estas edades, pero siguen siendo embarazos con muchos riesgos y no exentos de polémica. Ocurre lo mismo con una gata. Una gestación felina superando los 8 años de edad tiene riesgo de finalizar en un aborto o un parto problemático. La gata puede sufrir convulsiones a lo largo del embarazo y la camada tiende a ser débil y enfermiza. La mortalidad de la madre o los bebés también suele ser alta.

Como siempre, la prevención en estos casos suele ser la mejor aliada. Si no se hizo anteriormente, la esterilización no sólo eliminará la posibilidad de embarazo, sino que hará imposible que sufra un cáncer de ovarios y también reduce de forma significativa el riesgo de padecer cáncer cervical.

 

Fuente: aquí o aquí